21 abr. 2017

Los Brujos de Chávez: El polvo Adormecedor

Se ha estado hablando de un piloto de la Fueza Aérea que desertó y actualmente vive en Estados Unidos. Según algunos, fue entrevistado en medios de Estados Unidos, sin embargo no pude encontrar nada en Internet. En las supuestas entrevistas este piloto cuenta que se negó a pilotear un helicóptero sobre caracas en el año 2005 porque iban 4 babalaos cubanos con sacos de polvo para esparcirlo sobre la ciudad durante el vuelo mientras rezaban con unas tablas redondas.

Tablero Ifá
Según el santero cubano Carlos Valdés, estos tableros se llaman “tableros de Ifá”, y existe un polvo que se hace con raíces, palos y “otros elementos” (da a entender la posibilidad de usar huesos humanos), ese polvo se reza (probablemente usando el tablero Ifá) y se puede usar para muchas cosas, como por ejemplo esparcirlo desde una aeronave para “adormecer” a la población.

Carlos Valdés es muy cuidadoso y evasivo al hablar del uso de huesos humanos en la santería, se limita a decir que solo se hace en la palería y que se usan restos humanos de algún familiar que haya dado su consentimiento en vida para que usaran sus huesos en brujería. Todos sabemos la enorme cantidad de profanaciones a tumbas que se han hecho en el Cementerio General del Sur, y no es increíble que el polvo adormecedor esparcido desde helicópteros haya contenido huesos humanos.

Ese año, 2005, se realizaron las elecciones Parlamentarias en Venezuela, donde la mayoría de la oposición acordó abstenerse a votar porque supuestamente si iban a votar estarían legitimando el gobierno de Chávez… el resultado fue que el Partido de Gobierno obtuvo una inmensa mayoría en la Asamblea, la cual pasó a ser chavista desde ese momento.

Muchos atan cabos y piensan que el polvo esparcido desde los helicópteros era una brujería para adormecer a la oposición y por esto cometieron la enorme estupidez de no ir a votar. Por eso lo llaman “polvo adormecedor”.

Algunos relacionan todo esto con la profanación de las tumbas de Guzmán Blanco y Joaquín Crespo, sin embargo es un error, ya que ambas profanaciones sucedieron años después de las elecciones del 2005. Claro que esos huesos pudieron usarse para brujería, y tal vez forman parte de algún ritual de palería en Miraflores, pero no tiene nada que ver con el polvo adormecedor del 2005.


En el Gobierno de Maduro han pasado cosas, que indican a los creyentes en santería, que se ha vuelto a usar “polvo adormecedor”. Aunque Chávez ya está muerto, no era el único asiduo a la santería, y según los babalaos venezolanos, aun se practican actividades espititistas en Miraflores. Durante el Gobierno de Maduro se abandonaron unas protestas que estaban funcionando por un supuesto diálogo en el 2014 y ahora, en el 2017 al parecer entendieron que hay que volver a protestar, pero lo hacen en marchas organizadas y no es tan constante como debería. ¿Será que  nos volvieron a esparcir un polvo embrujado?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario